Biomasa

Una fuente de energía natural y renovable

En comparación con los combustibles fósiles (gasoil) la madera es un combustible con un balance de emisiones de gases de efecto invernadero neutro.

En la combustión del granulado de madera, pellet, la cantidad de dioxido de carbono que se libera es la misma cantidad que se produce durante el ciclo natural de descomposición de la madera. De este modo el ciclo de equilibrio del
dioxido de carbono en la atmósfera no es alterado, de forma que la combustión del pellet implica un balance neutro del principal agente en el avance del efecto invernadero.

Los pellets se fabrican a partir de residuos de la industria de la madera, no siendo necesaria para su fabricación la tala de árboles

El pellet no está influenciado por las variaciones del precio en el mercado internacional y ayuda a mantenerse al margen de las crisis, ya que al tratarse de una materia prima a nuestro alcance, nos dota de una mayor independencia energética.